Yoga sin barreras

Abrimos la puerta a una vida mejor y más plena a través del Yoga Sin Barreras

MARCO TEORICO
Diversidad Funcional es el término alternativo al de discapacidad que fue propuesto por el Foro de Vida Independiente en enero de 2005. Considerando  la diversidad como comprensión de la variedad de manifestaciones de la vida,  proponemos como base la aceptación de nuestros cuerpos sin límites ni categorías. Hablar de personas con diversidad funcional tiene que ver con sociedades que, siendo intrínsecamente imperfectas, han establecido un modelo de perfección al que ningún miembro concreto de ellas tiene acceso. En este sentido el Yoga como un arte de vivir,  es el camino a la conciencia de  estar vivos en plenitud y salud.

FUNDAMENTACION
Yoga adaptado a Diversidad Funcional, incluye la adaptación a todas las capacidades  y funcionalidades de todo ser, dado que en toda sociedad existen capacidades diferentes entre sí, incluso grandes variaciones  en un mismo individuo a lo largo de su vida.  Es posible afirmar que en la sociedad existe diversidad funcional del mismo modo que se observa diversidad cultural, sexual, generacional.
Las personas con diversidad funcional necesitan sentir su cuerpo en plenitud, y es interesante explorar si tienen acceso a cualquier sensación. El yoga accede a sensaciones que no provienen de la acción muscular. Se puede acceder “al interior” a través de las posturas de yoga, de una manera que no depende simplemente de la respiración y las capacidades del individuo.

En una clase de Yoga sin Barreras vamos más allá de la acción muscular

A QUIENES VA DIRIGIDO
El Yoga sin Barreras esta dedicado a todo ser humano que posea un cuerpo físico y deseos de conocerse a si mismo, especialmente recomendado a personas con trastornos de columna vertebral, médula espinal, poca flexibilidad, personas en sillas de ruedas o de poca movilidad.

METODOLOGIA Y TECNICAS DE TRABAJO
La propuesta de Yoga sin Barreras es de realizar una práctica adaptada a las necesidades de cada estudiante. “Yoga en Silla” es una de las técnicas a implementar, meditación, relajación, flexibilización de todas las articulaciones del cuerpo y fortalecimiento de los músculos, con conciencia,  movimientos lentos, suaves y de bajo impacto.
Se trabaja con esfuerzo físico de mínimo a moderado dependiendo la condición de cada estudianteLas posturas (asanas) se adaptan a la motricidad de los participantes, trabajamos también automasaje y estimulación de puntos endocrinos clave.
Utilizamos visualizaciones , practicamos concentración y meditación con un amplio desarrollo de la conciencia corporal, vamos más allá de la acción muscular e invitamos a las personas a explorar sus sensaciones.
A través del pranayama (ejercicios respiratorios, control del prana o la energía vital), conseguimos mejorar la capacidad respiratoria y por tanto desarrollar el cerebro y el sistema nervioso.  El pranayama actúa a nivel emocional-mental aportando calma y serenidad ya que se produce un tránsito del Sistema Nervioso Simpático al Parasimpático.
Se utiliza el Hasya Yoga (Yoga de la risa) como una forma no ortodoxa de alcanzar los estados de meditación a través de la risa provocada.

En síntesis podríamos afirmar que la intención es respetar, aceptar, comprender y fortalecer al menos cuatro aspectos de nuestra naturaleza humana: físico, mental, energético y espiritual.